Seleccionar página
Compartir

Cuando hablamos o nos referimos a la práctica del yoga, directamente lo asimilamos con posturas y estiramientos complicados junto con un aire espiritual. Pero, ¿Qué conocemos realmente de los principios del yoga? La práctica de los primeros 4 escalones, yama, niyama, asana y pranayama, son el aspecto positivo del yoga. Los últimos 4 peldaños implican pratyahara, dharana, dhyana y Samadhi, siendo estos el camino involutivo de renuncia. A continuación, veremos paso por paso los 8 escalones del yoga.

Los ocho escalones del yoga

Recogiendo las diferentes maneras en la que estos principios son descritos, nos quedamos con la propuesta por Patanjali, un sabio del siglo VII a.c. Su trabajo se centró en enumerar los 8 peldaños del yoga.

Yama, los principios éticos del yoga

El primer paso que Patanjali menciona del yoga es Yama, la que podría traducirse como “regulación” y se define como el principal fundamento del proceso óctuple del Yoga. Se destacan 5 tipos de Yama considerados de mayor relevancia: Ahimsa, Sathya, Aparigraha, Brahmacharya y Asteya.

Ahimsa o, dicho de otra forma, no violencia, consiste en evitar hacer daño o sufrimiento, empezando por uno mismo. Esta acción no debe centrarse solo a nivel físico sino también a nivel emocional como las palabras. El buen uso del habla, la alimentación, la concienciación sobre qué pensamientos decidimos aceptar.

Sathya o coherencia, es el principio junto al anterior mencionado, por los que se guio Gandhi para encaminar su lucha de justicia. Este principio hace referencia a la coherencia de entre lo que pensamos, lo que decimos y lo que hacemos.

Aparigraha o desapego se define como “tener cosas no debería ser un problema, siempre que la preocupación por conservarlas no nos impida disfrutarlas”. Si conseguimos interiorizar que todo lo que llega, en algún momento también terminara yéndose, no tendremos esa sensación de perdida.

Brahmacharya; a menudo se traduce como autocontrol, haciendo hincapié en la comida, la sexualidad, el trabajo, el descanso, entre otros sintiéndonos más estables y en una armonía más saludable.

Finalmente, Asteya es la honestidad, absteniéndose de apropiarse de objetos o ideas que no son nuestras.

Niyama:

Niyama se muestra como el segundo paso de los 8 del yoga segundo paso de los 8 del yoga y recoge las disciplinas individuales y actitudes que tiene cada uno hacia uno mismo.

  1. Sauca: podría definirse como limpieza, tanto externa como interna. Ingiriendo alimentos saludables y teniendo pensamientos puros, limpian el cuerpo internamente.
  2. Santosa: también traducido como contento. Se describe en desarrollar un sentimiento de felicidad, manteniendo a un lado los resultados de nuestras acciones.
  3. Tapas: también definido como autodisciplina. Esta disciplina elimina las impurezas del cuerpo y la mente.
  4. Svadhyaya: el autoconocimiento. Realizar una reflexión y autobservación llevan a un desarrollo espiritual.
  5. Isvara pranidhara: Entrega y renuncia. Libera al practicante de los deseos mundanos.

Asana:

Asana se define como la pose o postura y forma parte de los 8 pasos del yoga.
Los asanas son posturas específicas del cuerpo que nos ayudan a limpiar los canales de energía y equilibran el flujo de la misma en el organismo, lo que genera estabilidad física, mental y emocional.

Pranayama:

La palabra pranayama está compuesta por las raíces “prana” y “ayama”.

“Prana” se traduce como “energía vital” y está presente en todas las cosas. Se encuentra íntimamente unida a la respiración. Por otra parte, “Ayama” significa extensión, expansión y estiramiento. Por lo tanto, la palabra completa, pranayama, significa expansión de la energía vital.

La respiración consiste de cuatro pasos:

  1. Puraka: inhalación, 2. Rechaka: exhalación, 3. Antarana Kumbhaka: Retención de la inhalación, 4. Bahya Kumbhaka: Retencion de la exhalación.

Pratyahara:

Prayahara es el quinto paso de los 8 del yoga y se basa en retirar los sentidos, la mente y la conciencia del acercamiento con los objetos externos para que de esa forma se puedan interiorizar y dirigir hacia el alma.

Es la forma de limitar los sentidos evitando eso de lo que se alimentan, es decir, el mundo objetivo externo.

El principal objetivo es que los sentidos pierdan interés en sus respectivos objetos y se retiren del mundo externo para ayudar a nuestra mente en su búsqueda interna.

Dharana:

Este el 6 paso de los 8 del yoga y significa concentración.

Dharana viene de la raíz “dhr”, que se traduce en “llevar”, lo que supone dirigir la mente hacia un punto fijo, y afianzarla en ese punto por un periodo determinado. Mediante la concentración se controlan y enfocan las funciones de la mente.

Dhyana:

Dhyana se refiere a la meditación y es el paso 7 de los 8 del yoga.

Se centra principalmente en mantener la dharana, en el que esta última se transforma y se convirtierte en dhyana. Es un estado contemplativo, en el cual la atención pasa de unidireccional a no-direccional, y la atención se vuelve regular y continúa haciendo que la mente controle su propio comportamiento.

Samadhi:

Samadhi significa absorción total y es el último paso de los 8 del yoga.

Cuando el objeto de meditación absorbe al meditador, se pierde la consciencia de uno mismo, esta unión de sujeto y objeto es samadhi.

Para no perderte ninguna publicación síguenos en nuestras redes sociales: