Seleccionar página
Compartir

Anuloma viloma o respiración alterna, es un ejercicio de pranayama yóguico en el que la inspiración y espiración se van alternando por ambas fosas nasales. Es un magnifico ejercicio de control de la energía vital, en el cual se consigue encontrar el equilibrio entre ambos hemisferios cerebrales de tal forma que la mente se aclara.

Este ejercicio de respiración alterna en yoga ayuda a equilibrar cuerpo y mente, dejándonos en un estado mental relajado pero alerta. También aumenta la sensibilidad para recibir y ser conscientes de la respiración alterna entre las dos fosas nasales.

Según la tradición yóguica, este pranayama está relacionado con los pares opuestos que forman parte de todas las personas en mayor o menor medida.

La fosa nasal izquierda, que se llama IDA y está relacionado con la parte fría, la luna, lo negro, lo negativo, la noche, la calma, lo femenino.

La fosa nasal derecha, que se llama PINGALA y está relacionado con la parte caliente, el sol, el blanco, lo positivo, el día, la acción, lo masculino.

Por lo tanto, la respiración se da predominantemente por la fosa nasal izquierda, que se conecta con el canal energético o “nadi” de la respiración fría o llamado aire de la luna; luego pasa a la fosa nasal derecha, respiración caliente, canal llamado aire del sol. La energía de la fosa izquierda es refrigerante mientras que la de la derecha produce calor en el cuerpo. En muchas personas este cambio de fosa nasal esta alterado, debido a malos hábitos como la alimentación, el tabaco, la falta de ejercicio físico.

Al equilibrar la actividad de las dos fosas nasales, se equilibran los dos hemisferios del cerebro, el izquierdo o racional y el derecho o creativo, la mente se aclara y de este modo la energía fluye por todo el canal central sushumma, mejorando así, la calidad del prana o energía vital. Sin embargo, cuando la respiración fluye mas de dos horas por una misma fosa nasal es síntoma de que existe un desequilibrio en nuestro cuerpo o en nuestra mente. Si se trata de la fosa nasal izquierda, produce frio, descenso de la actividad metabólica del cuerpo. La fosa nasal derecha alterada supone aumento del calor y acarrea trastornos mentales y nerviosos. Cuando la respiración se hace por un mismo fosal nasal más de 24 horas, es señal de que se avecina una enfermedad.

Este pranayama se puede realizar, bien dentro de una clase de yoga antes de la relajación final para entrar en esta de una manera mas profunda o en cualquier momento del día en que se necesite recobrar la calma, también es ideal practicarlo antes de dormir para lograr un sueño profundo más fácilmente.

Preparación

Para comenzar este ejercicio de respiración, hay sentarse en una buena postura en una silla o de pie, si te resulta más cómodo. Mantén la espalda recta y el abdomen elevado, busca estar firme evitando tensión o rigidez. Con la cabeza erguida y el mentón hacia delante mantén el codo derecho flexionado y pegado al cuerpo para no tensionar o cansar el brazo/hombro. Si notas tensión puedes cambiar de brazo.

Respiración alterna

Fase1

  1. Dobla los dedos índice y corazón de la mano de la mano derecha, de forma que toquen cerca de la base del pulgar, quedando el meñique apoyado contra el dedo anular y cierra el orificio nasal izquierdo con el pulgar e inhala y exhala 5 veces por el orificio derecho, descansa la otra mano sobre la rodilla. Permanece atento a cada respiración.
  2. Tras la quinta exhalación, abre el orificio derecho y cierra el izquierdo con el dedo anular. Inhala y exhala 5 veces por el lado derecho.
  3. Finalmente mantén cerrada la fosa nasal derecha con el dedo pulgar e inhala y exhala 5 veces por la fosa nasal izquierda. Descansa la mano y realiza 5 respiraciones completas usando ambas fosas nasales.

Fase 2

  1. Mantén cerrada la fosa nasal derecha e inhala por la izquierda y exhala por la derecha.
  2. Cierra la fosa nasal izquierda e inhala por la derecha y exhala por la izquierda.
  3. Mantén la fosa nasal izquierda cerrada, inhala por la derecha y exhala por la izquierda.
  4. Finalmente mantén cerrada la fosa nasal derecha con el dedo pulgar e inhala y exhala 5 veces por la fosa nasal izquierda. Descansa la mano y realiza 5 respiraciones completas usando ambas fosas nasales.

Fase 3

  1. Mantén la fosa nasal derecha cerrada e inhala por la derecha, en 6 segundos.
  2. Retén-cierra las dos fosas nasales con los dedos pulgar y anular, aguanta 12 segundos.
  3. Cierra la derecha y exhala por la izquierda, en 6 segundos.
  4. Finalmente mantén cerrada la fosa nasal derecha con el dedo pulgar e inhala y exhala 5 veces por la fosa nasal izquierda. Descansa la mano y realiza 5 respiraciones completas usando ambas fosas nasales.

 

Practica de 3 a 5 rondas. Ten cuidado de no empujar con la mano de manera que se incline la cabeza, ni tampoco torciendo el septum. tradicionalmente solo se utiliza la mano derecha para realizar la respiración alterna, pero si notas que acumulas excesiva tensión en el brazo o en el hombro puedes ir cambiando la mano con la que aplicas los cierres.

 

 

Observaciones

  • Las retenciones no se hacen en caso de embarazo, ansiedad, problemas cardio vasculares e hipertensión.
  • Si te mareas respira naturalmente.

 

Beneficios

  • Elimina migrañas
  • Reduce estrés y ansiedad
  • Armoniza el sistema nervioso, equilibrando la actividad de los dos hemisferios cerebrales.
  • Mejora el estado de ánimo y la calidad de las emociones
  • Mejora íntegramente nuestro estado físico proporcionando vitalidad, purificando canales energéticos, calmando y estabilizando la mente, mejorando la concentración y facilitando la meditación.
  • Oxigena el organismo
  • Se controla y utiliza conscientemente la energía vital (Prana)
  • Regula el flujo respiratorio por las dos fosas nasales.

 

Video explicativo: https://www.youtube.com/watch?v=JITQUElnONc