Seleccionar página

Es un practica que tiene como objetivo calmar tu mente liberándote del estrés. También es un alivio para el insomnio, las infecciones sinusales y los problemas de tiroides. Es uno de los mejores ejercicios para librear la mente de la agitación, frustración, ansiedad y para deshacerse del enojo. Puede practicarse en cualquier lugar, en el trabajo o en casa.

Esta técnica de respiración deriva su nombre de la abeja negra India llamada “Bhramari”. La exhalación entre estos pranayamas asemeja los típicos zumbidos de la abeja, lo que explica porque se llama así.

 

¿Como se realiza Bhramari pranayama?

  1. Comienza eligiendo cualquier postura sentada que te resulte cómoda, como la postura fácil “Sukhasana”, la postura perfecta” Sidhasana”, la postura del medio loto “Ardha Padmasana” o la del loto completo; o bien, siéntate en una silla. También puedes sentarte sobre los talones, con las rodillas dobladas y recogidas delante de ti. Cierra los parpados y relájate unos instantes.
  2. Realiza tres respiraciones profundas inhalando y exhalando por la nariz, llenando los pulmones y vaciándolos.
  3. Eleva los codos a la altura de los hombros y con tus pulgares presiona en tus orejas. Inhala y exhala, sin tensión en tu mandíbula y tus labios sellados, emite el sonido “mmmmm”, alarga lo máximo que puedas esta exhalación. Centra tu atención en la vibración que se produce en tu cabeza, garganta y todo tu cuerpo.
  4. En la inhalación suelta tus pulgares y baja las manos apoyándolas en tus rodillas.
  5. Inhala otra vez y repite este ejercicio 6-7 veces.

Mantén los ojos cerrados por un rato. Observa las sensaciones en el cuerpo y la quietud interna.

 

Beneficios

  • Disminuye la presión sanguínea.
  • Elimina la ansiedad y tranquiliza la mente.
  • Induce al estado meditativo y la percepción del sonido interno.
  • La vibración del zumbido tiene un efecto calmante en la mente y en el sistema nervioso.
  • Alivia la tensión cerebral y el insomnio.
  • Acelera el proceso curativo de los tejidos corporales.
  • Mejora la memoria y la concentración.
  • También ayuda a las embarazadas y en la preparación y momento del parto.

 

Recomendaciones

Realizar esta respiración con el estomago vacío y no practicarlo tumbado. Y si padeces de infección o problemas en los oídos no, así como no practicarlo si la tensión esta muy baja.

Asegurarse de no poner los dedos dentro del oído sino en el cartílago. Mientras haces el zumbido mantén la boca cerrada.

Para enterar de cuando publicamos algo siguenos en nuestras redes sociales: