Seleccionar página

Según estudios realizados por científicos, el ronroneo de los gatos reduce el estrés, así como ayudar en los casos de insomnio colaborando en la aceleración de la recuperación de problemas nerviosos, inflamaciones, dolores musculares y óseos y en el tratamiento de infecciones. Todo se debe a la vibración sonora de sus ronroneos. No solo su ronroneo de hecho entrar en contacto con ellos y acariciarlos produce resultados positivos.

Los gatos expanden las vibraciones de ronroneo en un rango de 20 a 140Hz, con dos dominantes armónicos, uno situado en los 50Hz, otro en los 90Hz. Todo esta relacionado con su supervivencia y es utilizado por todos los felinos para curarse, fortalecerse y darse bienestar a si mismo.

El ronroneo es producido por el flujo sanguíneo de la vena cava al circular por un estrechamiento voluntario que el gato produce a su tránsito entre el hígado y el diafragma. En ciertos estados neurovegetativos la sangre forma ondas al circular por este cuello de botella provocando vibraciones que se expanden por el cuerpo y las cavidades craneales del seno a través de la tráquea, produciendo un campo vibratorio que tiene la capacidad de relajar todo su cuerpo y condicionar su actitud.

Por este motivo actualmente enfermedades como la depresión, el Alzheimer y hasta el síndrome de Down se tratan con la ayuda de la compañía felina que también aumenta la producción cerebral de las hormonas relacionadas con los estados de calma y relajación en las personas.  Son utilizados también en medicina ortopédica para la consolidación de fracturas y el tratamiento de la osteoartritis debido a que aceleran los procesos de curación y la creación de nuevo tejido.

Incluso se dice que los gatos ayudan en la baja del cortisol, hormona relacionada con el estrés. Mientras se oyen los ronroneos mediante una frecuencia baja y como un frufrú continuo, aumenta el consumo de glucosa y oxígeno en Hesl Giyrusu, que se encuentra en la estructura profunda del lóbulo temporal del cerebro y reduce la presión sanguínea en el cuerpo. Esta situación crea los sentimientos positivos en la persona. Se detecta que aumentan los hormones de serotonina, prolactina y oxitócicas que nos hacen más felices.

 

“Menos estrés y menos riesgo de ataque cardiaco”

 

¿Pero como utilizar el sonido del ronroneo de un gato de forma adecuada?

Esto es una muy buena pregunta porque el sonido del ronroneo de un gato, no tiene como objetivo primordial deleitar nuestros oídos. Su objetivo es nuestro sistema nervioso y neuronal, la estructura de nuestro aparato locomotor y por supuesto nuestro campo electromagnético.

Así que nada de ponerse unos cascos para poder escucharlo mejor y a todo volumen. Se trata de crear un campo vibratorio alrededor de las personas con el objetivo de crear un ambiente de tranquilidad y relajación entre tu y tu felino.

El hecho de que cada día más personas decidan que los gatos sean sus mascotas y compañeros no es un asunto sin importanciano solo son escogidos por su independencia e higiene, también lo son porque a diferencia de un perro, los felinos ofrecen tranquilidad y cero agites, además que su tenencia no representa mayores dificultades y la alegría y salud que irradian, no tienen límites.

Mantener la salud es un asunto de cuidado, voluntad y disciplina, pero también de la maravillosa compañía de un gato.